Mujeres en la ciencia en la lengua de signos

Base científica del método.

Ya en el año 1982, la Dra. Acredolo se dio cuenta de que su hija utilizaba gestos para poder comunicarse con ella y fue a través de esta pesquisa lo que le llevó a comenzar su investigación científica con la ayuda de la Dra. Goodwyn.

La investigación recibió apoyo económico ya que nunca antes, se había realizado una nvestigación científica de tan amplia envergadura.

Para ello seleccionaron a 140 familias con bebés menores de 1 año de vida y las dividieron en dos grupos. En uno de ellos se estimulaba y comunicaban con ayuda de los signos y en el otro grupo no.

Resultados iniciales.

Las investigaciones dieron resultados increíbles ya en el primer año de estudios y observaron que los niños y niñas de 2 años, que habían estado expuestos a los signos:

  • hablaban antes
  • tenían una mayor comprensión del lenguaje
  • poseían un mayor número de palabras en su vocabulario
  • hacían un uso más preciso de las palabras frente a los que no habían utilizado signos.

Tras 10 años de investigación, también averiguaron que estos niños y niñas expuestos a la lengua de signos, habían desarrollado mejores capacidades y habilidades comunicativas, así como un mayor cociente intelectual.

Esto demuestra que el uso de signos desde la más tierna infancia potencia gracias a la estimulación sensorial, la comunicación del bebé.

Decir que estas dos grandes mujeres, madres y científicas son dignas de mención en este Proyecto Educativo, y que lo que surgió como el resultado de la observación, acabó dando resultados científicos, demostrables y cuantificables para las generaciones venideras.

Aclaramos que no son signos.

A pesar del gran avance que esto supuso para fomentar el desarrollo y la comunicación, ninguna de las dos Dras. y madres eran intérpretes o comunicadoras de LSA(Lenguage Sign American).

Los profesionales que ofrecemos esta comunicación en MamiSigna tenemos claro que ofrecer los signos de la Lengua de Signos Española lo que ofrece es mostrar los signos reales que más adelante les pueda permitir establecer una comunicación real con las personas sordas, dejando así de lado los signos de estilo intuitivo, en pros de dar una doble vertiente.

Comunicarnos de forma temprana y contribuir a la eliminación de las barreras de comunicación con las personas sordas.

De nuestra mano está el poder hacer caso de estas averiguaciones y ofrecer a los bebés una crianza y una educación donde la lengua de signos esté muy muy presente.

Más artículos
La vecina de Sam (Una historia real)
X