¿Las mujeres somos el sexo débil?

WE CAN DO IT!!

Y yo me pregunto.. ¿Porqué parece que la mujer tiene que quedarse con el tiempo «que sobra» y el hombre tiene «sus momentos, su espacio»?

De verdad que a veces pienso que debo de ser tontita o algo así y es que desde que leí el Libro del Dr. Miguel Ángel Ruiz, en el que explica cómo llegar a ser CONSCIENTES de las limitaciones que durante años nos han impedido llegar a ser felices.

Acceder de forma independiente, a través de la sabia elección de tus propias decisiones, a la LIBERTAD. De que puedes ser feliz aplicando LOS CUATRO ACUERDOS.

Pues bien, en el 4º, habla del Acuerdo: «HAZ SIEMPRE LO MÁXIMO QUE PUEDAS».

Éste libro me lo recomendaron mis queridas Fati y Sylvana, cuyas vidas se cruzaron en mi camino realizando uno de mis cursos Montessori de Céline Hameury.

 

Fueron ellas quienes contaban los maravillosos avances que como personas estaban experimentando, y que era un auténtica filosofía de vida a seguir e intentar alcanzar día a día con dedicación, tesón y voluntad, por ser y querer llegar a ser feliz.

Y sí, me leí el libro en cuanto llegué de aquel curso, y aún lo sigo releyendo para poner en práctica y aprender de mis fallos.

Dar lo máximo posible.


Yo no se tú, pero aún no conozco a ninguna mujer/madre que no de el 200% de su ser cada día, en su vida…o me atrevo a decir de la grandísima mayoría.

Las mujeres, y fíjate que poca diferencia y gran valor adquiere la palabra si le quitas la «J»; mueres.

Porque de verdad de la buena, que a veces siento que, morimos en el intento de llevar bajo nuestras espaldas todo el peso.

Ya desde que decidimos quedarnos embarazadas.

Que si con suerte haces diana a la primera y no lo habías planeado…genial!!Porque casi te enteras cuando ya están pasadas las primeras etapas.

Ahora, si por el contrario eres de las mías, que parece que ni el espíritu santo consigue que quedes embarazada, ahí la cosa cambia.

Ya que la lucha comenzó hace más tiempo y a ello se le suman; la medicación, las numerosas y en ocasiones doloras e incómodas pruebas, la abstemia, la restricción de determinados alimentos, incluso el no poder montarte en moto, patinar o cualquier cosa que si votas (tal cual me lo dijo mi primer ginecólogo) puedas perjudicar al estado temprano del embrión…

Así como un largo etc.

Si todas estas maravillas que te narro han estado o están presentes en tu vidad…Enhorabuena!!

Has comenzado a dar pasos para alcanzar el 4º Acuerdo, y estás dando lo máximo de ti.

Pero el peso del consiguiente embarazo también lo llevas tú. Y no. No me valen esas frases al unísono que me dan ganas de estamparles como en la serie de Ally McBeal cuando dicen…»Estamos embarazados».

¿¿¿Perdoona???

Vamos a ver, que la que lleva a un ser vivo en su interior es ella.

La que debe soportar esas náuseas, esos inyecciones de hormonas, o las numerosas pastillas de vitaminas, anticoagulantes, los mareos, el cansancio, la incontinencia, los cambios de humor, los pinchazos y un largo etcétera son de la madre. Y eso sólo en el aspecto físico.

La lista no es más pequeña a lo que el aspecto psicológico se refiere.

Y ya si eres madre cuyo bebé anterior murió, como mi caso, no te quiero contar.

  • El miedo CONSTANTE a que éste bebé también tenga esa enfermedad congénita. A que tenga esa vuelta de cordón que le provoque falta de oxígeno, o la estrangulación.
  • A que el cerebro, o los riñones o el corazón le crezcan al ritmo de la mayoría.
  • O a que los análisis rutinarios, y extrarutinarios salgan perfectos.
  • A que la placenta esté bien colocada.
  • Que esos síntomas de pinchazos sean sólo por la distensión del útero.
  • A que esos inexistentes movimientos del bebé sean cosas de que está quizá hoy más dormido.
  • Que esas patadas no cesen.
  • Que se pase cuanto antes esa semana trágica en la que su herman@ anterior nos dejó, o por contra que no llegue a la fecha límite si fue a término porque me da un patatús.
  • O que al nacer todo esté bien o que pasadas esas semanas todo vaya a las mil maravillas.

Y ahora… ¿Estáis los dos igual de embarazados? Pues en mi humilde experiencia y opinión diría que no.

A pesar de que muchos son atentos, están muy muy pendientes y preocupados.

Dejan de ir al trabajo por estar en la ecografía y nos tienen muy presentes. Es difícil que se otorguen el título de embarazados.

Aunque muchas lo hemos pensado más de una vez…

Ojalá se pudieran quedar ellos embarazados de un bebé arcoiris, ¿o no?

Yo tuve muchas dudas sobre volver a quedarme embarazada, pero eso lo analizaré en otro post.

Lo que hoy vengo a decir es que estoy escuchando, últimamente a muchas mujeres decir que se sienten agobiadas, solas en la crianza de sus hijos y muy muy poco apoyadas o acompañadas.

¿Qué está pasando?

  • Te levantas por la mañana, despiertas a tu peque para ir al cole o guardería.
  • Pones el desayuno.
  • Te vistes mientras no le quitas ojo, no vaya ser que se atragante con un cereal o galleta.
  • Recoges su cuarto, ventilas las habitaciones.
  • «¿Vas bien Sofía?»-pregunto de cuando en cuando.
  • Haces las camas.
  • Preparas el peluche, el muñeco-bebé, el chupete de recambio, coges sus/tus zapatos, abrigos, bufandas, guantes…Ojo! La lista de la compra para ir después.
  • «Venga, vamos a lavar la cara y los dientes»
  • Consigues salir de casa con 15 minutos de tiempo y vas cantando canciones de la granja, el Aransasán, o La Familia Telerín.
  • Con la lista de la compra vas al super1, al super2 y después al super3.
  • Porque claro, una es también malabarista y economista y sabes que la leche está de oferta esta semana en el 2 y en el 3, tienen esa marca de tortitas que tanto le gustan a la peque ésta semana(porque la que viene Dios dirá) y son muy sanas.
  • Guardas la compra, con abrigo incluído a veces. Recoges los desayunos, pones lo cacharros en el lavaplatos.
  • Pero esa mañana en lugar de quedarme a trabajar desde casa. Sí, se que piensas que trabajar desde casa es muy chuli, pero cuando trabajas desde casa, dentro de tu casa, al que lo haces para la casa en tiempo trabajado es de 2 a 8.

Hoy mi rutina se ha visto variada.

Tenía pensado organizar las actividades, que tienes disponibles aquí para este mes de Marzo, encargar el merchandising para el siguiente Curso de Educadores, y hacer varias tareas para La Colaboradora, donde participo actívamente peeeero, Sofía lleva un par de días que le sube y le baja la fiebre…Otro estirón y ya no sé cuándo ni que comprarle a esta pequemía de 29 de pie y metro diez de altura (;)).

Aunque mi marido a veces no lo entiende y cree que me gusta comprarle ropa que le valga y le llegue bien a los tobillos, es un placer.

Así que mi día se va a ver trastocado TOTALMENTE y voy a dedicarle a mi hija todo mi tiempo, renunciando y eligiendo ser madre, enfermera y cuidadora a tiempo completo, pero más a gusto que un arbusto.


Cuando trabajas fuera, dicen, y esto me lo han dicho amigas que salen de su casa.

Van a un puesto donde están con otras personas, clientes, jefes, compañeros etc.

Te tienes que arreglar o vestir diferente, al menos, a como te sueles vestir si te quedas en casa, y esto es ago que he ido cambiando, porque ahora incluso para trabajar desde casame arreglo.

Coger tu coche y ponerte la música a tope, moverte entre la circulación, o simplemente tener tiempo para responder whatsapp o comentarios de facebook, mientras el tren, bus o tranvía te lleva a tu lugar de trabajo.

No tener que estar pendiente de si en la siesta del carnero, tu bebé solloza, o pide agua y saltar de la silla del escritorio como una gacela.

Y no, no quiero decir que sea menos dura ni más llevadera la jornada fuera del hogar.

Sólo diferentes.

Aunque en ocasiones sí que es cierto, y aquí me mojo un poco dando mi punto de vista, que trabajar desde casa, porque luego en casa trabajamos todas, es quizá menos desapegado y desconectante que hacerlo si trabajas fuera del hogar.

Pero volviendo…Todas trabajamos luego en casa.

Y, estudies oposiciones, tengas tres hijos, o dos y uno recién nacido, o un trabajo que no te deja ni tiempo para ir a buscar al peque al cole, luego la mayoría tiramos de la crianza.

Del estar junto a nuestros»bebés».

De intentar llevar la maternidad a niveles, que pensábamos insospechados, cargando además con tareas como buscar el disfraz de carnaval, organizar tu cumpleaños, buscar ese finde de vacaciones, responder a esos emails de la Asociación a la que perteneces.

Escribir un post en condiciones. Inspirador y lleno de energía, pero ¿te soy sincera? Hay días en que prefiero escribirte la pura verdad en mi estilo más humilde e irónico.

La de que a días pares  me siento desbordada.

La de que siento que no tengo tiempo ni de ducharme. Y que si lo tengo, y el universo se alinea junto con todos los astros de la galaxia, puedo incluso depilarme (a cuchilla, no quiero ser ilusa jajaja) y darme hasta crema en esas estrías que marcan a fuego una maternidad real.

¿Porqué ellos, se van a correr, preguntan mil cosas sobre donde están el champú, el tomate frito o si la camisa está planchada… como si ni pudieran comprobar antes de preguntar, y así evitar el sentirte la chacha de la casa?

Ya. Ya se que son épocas. Que muchos sí COLABORAN (que no es lo mismo que  ayudar) en las tareas del hogar, la casa y demás.

He de añadir que en mi caso mi marido hasta ha comenzado este año a formar parte del equipo de MamiSigna y que su labor como compañero de equipo, de vida y de padre es inegable que es extraordinaria.

Y si es así, ¿porqué tantas mujeres están asqueadas? ¿Porqué se sienten solas llevándolo todo ellas o gran parte del tiempo?

Deseo tus comentarios o al menos tu experiencia, porque de verdad que estoy un poco afectada por todo lo que nos envuelve a todas las mujeres en el día a día y que, a pesar de ello, seguimos para adelante, sin mirar atrás, día tras día. Ocupándonos de la crianza de nuestros hij@s, de las tareas y el bienestar en el hogar, de nuestro trabajo tanto desde casa como fuera de él.

¿Y aún hay personas que piensan que las mujeres

somos el sexo débil?

Más artículos
Autoreflexión Disciplina Positiva en MamiSigna
¿Por dónde se empieza a educar en Disciplina Positiva a nuestr@s hij@s?
X