El libro: Educar, amar, signar verá la luz el 29 de Febrero de este año.

Cuando tienes un bebé, el primer lenguaje que se habla es el del contacto, la piel y las caricias. Poco a poco el bebé, va descubriendo su cuerpo y necesita más información, pero también necesita comunicarse con el mundo que le rodea, pero ¿Cómo hacerlo?

Este es sólo un pequeño fragmento dentro de la guía práctica que he desarrollado para ti, padre, madre o educador que estás interesado en ofrecer una herramienta de crianza en positivo como lo es la Lengua de signos española adaptada (LSEA)

Estando este verano en las piscinas de Jaca, de repente recibí una llamada de un número desconocido, a punto estuve de deslizar hacia abajo en la pantalla del móvil con el dedo para colgar, pero no sé porqué, estaba de buen humor e iba a contestar a los pesados de turno de las compañías de teléfonos, seguros o de lo que fuera para decirles que: gracias, pero que no estaba interesada en nada… cuando de repente, me vi deslizando con el dedo hacia arriba hacia el circulito verde…

¿Sí, dígame?, dije.

“Hola, me llamo Javier y soy el Director de la Editorial Sar Alejandría y nos encanta tu proyecto”

…(silencio, yo pensando)

No sabía si se trataba de una equivocación o qué.

¿Perdone?

Me lo volvió a repetir, pero no daba crédito. Mi hija llamándome para ir con ella al agua y mi marido haciendo señas para que cogiera las gafas de bucear de Sofía.

Después de 10 minutos y escuchar atentamente, y con las gafas de bucear ya en la mano, tuve que pararme a ordenar toda la información y verificar si, lo que aquel amable hombre me estaba contando era cierto, o se trataba de una confusión.

“¿Qué quieres que escriba un libro?, ¿En serio? ¿De lo que yo quiera referente a MamiSigna?”

Mi proyecto era de interés para una editorial…increíble. Me habían leído, se habían informado y les encantaba y encima, de fuera de mi ciudad, que ni se me había ocurrido pensar que fuera de mi zona de actuación, pudiera haber alguien que me conociera.

Por supuesto dije que sí, casi sin pensar, ¿quién, con un proyecto o empresa que desea darlo a conocer al mundo entero, rechazaría una propuesta semejante?

Aunque cuando me senté a pensar en los plazos y en la empresa que estaba por otro lado montando, no era consciente de lo que se me iba a venir encima. Y es que, el tiempo, la experiencia y por qué no decirlo, la intrepidez me hizo aliarme con mi madre y mi marido para montarnos un negocio familiar: Flores Ohana, que en hawaiano significa “familia”, así que si te apetece y te animas a venir a verme… invitad@ quedas 😉

No teníamos prisa por empezar pero claro, lo que yo no sabía es que nuestro proyecto empresarial iba a ser seleccionado por el Instituto Aragonés de Fomento, IAF, a participar como proyecto emprendedor para formación de mujeres emprendedoras, así que me lié la manta a la cabeza, como se suele decir, y ahí que me metí con todo.

Siempre digo que ya dormiré cuando me muera. Desde luego que así sigo pensando que será, porque la vida aunque nadie mejor que yo sabe que, es en ocasiones difícil, las decisiones que tomamos son las que nos permiten ser libres, ya sea al soñar o al proyectarlas según las vamos realizando.

He de decir, que escribir este libro, me hacía muchísima ilusión al principio, pero ponerme a escribir me costaba casi más. Y es que, escribir no es un tarea fácil ahora lo sé.

Sí, ya sé que tengo un blog, y es cierto que antes leías un post cada dos semanas en mi sección de Los Lunes al Post, pero ¿un libro?… Ojo, un libro son palabras mayores eh!

Iré al grano.

Con el lío de montar la empresa, licencias de apertura, permisos, Ayuntamiento, encontrar profesionales, papeleos varios a distintos Organismos autonómicos, etc etc etc etc y podría escribir 100 “etc” más…

El libro lo tuve que dejar, avanzado pero parado, casi hasta finales del año pasado y mi querido Javier además, no puso reparos en decirme desde nuestros comienzos que, si no podía para Navidades, pues que para la feria del libro, que es una ocasión también muy buena. Ay Javier, que error conmigo, darme manga ancha…jeje.

Él y Claudine, mi editora, también empezaban a conocerme, así que un Viernes, Javier, aprovechando una visita a otra autora, decidió plantarse en nuestro Atelier para irnos a comer bajo aquella lluvia y así conocerme mejor y por qué no decirlo, meterme caña con el libro (cosa que te agradeceré siempre)

Del primer borrador que envié a mi querida Claudine, hasta el último nombre que quería que constara en mi libro, pasó un mes. Y es que bajo presión yo funciono a la perfección.

De hecho, de chavalilla, yo era de las que `para los exámenes de Cultura clásica me contaba alguna amiga la lección como un cuento el día de antes, y esas eran las historias de las que, además de notaza, mejor me acordaré hasta el día que me haga vieja.

Concentrar toda la esencia y todo en lo que se ha ido reconvirtiendo MamiSigna que desde hace ya, 4 años nada menos, que comencé esta andadura, ha sido una experiencia de remodelación y de aportación al público.

Si porque, con mi niña ya con 4 años, muchas de las cosas van avanzando y veo cambios que se han ido asentando gracias a lo que, con tanto esfuerzo instauré en mi propio hogar teniendo ella sólo 6 meses.

Escribir este libro, me ha hecho poner todo en orden, post a post, idea tras idea y signo tras signo, para que cualquier persona que tenga algo de interés por mejorar en la comunicación con sus hijos e hijas, en querer cambiar un poquito el hecho de dirigirse a la persona que ha traído a este mundo o que sus padres le han dejada cargo en su aula, es para mí un honor.

Deseo que muchas personas vengan este Sábado 29 de Febrero a la primera presentación que se organiza en El Obrador de Ideas, que por cierto, y a pesar de tener otros centros públicos a mi alcance, he querido que esta primera toma de contacto del libro con el público, fuera en un centro donde desde el principio de contar lo que yo quería hacer, me abrieron las puertas de par en par.

Siempre me han tratado con mucho mucho cariño, y esa sin duda es Marta.

Además de ser su Gerente nos une una experiencia personal como mujeres y madres como con ninguna otra, y la que sin dudar, me estrechó la mano y presentará el evento con su calidez humana.

Gracias a ella y al resto del equipo del Obrador, que me arroparán en este acto tan especial para mi y donde además estaré muy bien acompañada.

Por ejemplo por: Ana Marcén, quien ha escrito mi prólogo, Noelia Lahuerta, quien su valoración como mi profesora de Lingüística en el grado de Intérprete, fue tan esencial para mi, Carmen González mi mano derecha en las formaciones a educadores en lengua de signos, y muchos otros.

Si quieres descubrirlo, no tienes más que darte un paseíto por la Plaza Tenerías este Sábado, y para que tengas toda la información, te dejo el enlace al evento pinchando AQUÍ.

Más artículos
Los signos de pan y agua.
X