Cómo adaptar la retirada del pañal desde un enfoque Montessori

Dejar el pañal en Invierno…

¿Quién dijo miedo?

Y es que existe una frase muy recurrente que he oído de la boca de muchísimas madres  y sobretodo abuelas:

“Aprovecha al verano a quitarle el pañal que es más fácil y sobretodo, cómodo para ti”

Y aquí entra en juego mi percepción sobre la filosofía Montessori en cuanto al respeto por el niñ@.

Cuando tenemos un hij@ en la etapa de quitar el pañal… ¿Su retirada debería ser lo más cómodo para nosotros como adultos, o para ellos como infantes, que son quienes viven en su piel esa experiencia?

LA INCORPORACIÓN A UN AULA

Nosotros tenemos la suerte de que en la Casa de Niños de aquí de Zaragoza,  no les obligan a quitar el pañal sólo por el hecho de incorporarse a la escuela.

Se respeta totalmente, y siguen las enseñanzas de María Montessori, en la que los niños tienen su momento y quienes deben llegar a él de forma voluntaria y guiada de forma respetuosa.

Y cuento esto porque, antes de encontrar esta maravillosa Casa de Niños, me recorrí algunas guarderías en las que pude ver sentados a muchos niños en orinales, durante laargos ratos.

Las profesoras me decían que se sentaban ahí al menos una o dos horas al día, algo que me pareció monstruoso.

¿A ti te gustaría que te dejaran en el trabajo, sentado con los pantalones bajados durante horas, sólo para hacer algo a lo que no estás preparado y encima sin poder moverte? ¡Desde luego a mi no!

Nuestra hija comenzó en un aula Nido de Montessori el pasado Septiembre, cuando aún no alcanzaba los 2 años de edad. Fue cuando el trabajo en casa tomó por mi parte, más valor. Hasta entonces, teníamos en el baño un orinal pequeño al que se intentó sentar en alguna ocasión contada, pero le tenía más miedo que otra cosa.

No veía que estuviera en “su momento”.  Y comencé a leer sobre este tema y cómo hacerle la transición más llevadera a la par que respetuosa, para que desprenderse del pañal, fuera una decisión que al tomar su propio cuerpo, ella lo tuviera más fácil y accesible.

Ya que te recuerdo, que desprenderse del pañal no se trabaja, es una capacidad fisiológica que se adquiere, y los que mandan son el cerebro, las hormonas, los órganos y músculos responsables de las funciones nerviosas …etc.

Pero lo que sí podemos es ir hacíendoles conscientes de las partes de su cuerpo, de la toma de decisiones, de un ambiente preparado.

 

PASO 1: Cómo saber que ya no quiere pañal

Pues varias de las cosas más obvias que te puede indicar el hecho de que tu hij@ ya no quiere llevar el pañal son:

  • que no se lo quiera poner en determinadas ocasiones
  • que se lo intente bajar él/ ella sol@.
  • Que quiera ir como dice mi hija “con el culo al aire”
  • Que te indique que va a hacer pipi o caca (para ello trabajé y le enseñé los signos de pis y caca, que podrás ver próximamente en mi canal de YouTube)
    Pregúntame

PASO 2: Cuál es la mejor época

Ni la primavera, ni el verano, ni el otoño o el invierno.

Cada niñ@ tiene su ritmo y la edad madurativa para llegar al momento de la retirada del pañal puede variar en función de muchas cosas.

Como puede ser en el caso de que en casa haya hermanos mayores, y lo realicen por imitación o el trabajo de guía por parte de vosotros como padres. haya sido muy cuidado.

* Ya disponible el post con la LISTA DE CONSEJOS  a seguir para guiar a tu hij@. No te olvides suscribirte para recibirlo en tu e-mail.
Pregúntame

PASO 3: Cuál es la mejor edad

Conozco bebés que con 18 meses ya han comenzado a estar sin pañal algunas horas al día.

Otros, que al ser obligados a entrar sin él a la escuela o guardería de turno han pasado por frustraciones y recaídas nada guiadas ni permitidas.

Esto provoca que en ocasiones, el trabajo de la retirada del pañal ocasione malestar en el pequeñ@ y también en los padres.

Algunos han sido guiados, sin prisas ni presiones y han acabado por estar sin usarlo con 36 meses de forma definitiva incluso por las noches.

¡De manera que ya ves!

Es una carrera de fondo y no hay ganadores ni vencidos.

Lo crucial es, que se haga de la forma más respetuosa y consciente que les podamos ofrecer a nuestros peques. Su cuerpo hará el resto.
Pregúntame

PASO 4: ¿Un paso para adelante y otro para atrás?

Desde volverAcreer.net estamos muy conciendadas con el comadreo y con no juzgar a otra mamá.

Así que no pienses que estás haciendo algo mal, porque de repente un día quiera volver a usar el pañal.

Quizá hayas pensado que ya ha llegado a la edad madurativa y después de un tiempo no quiera usar pañal y de repente te lo vuelve a pedir.

¡¡No pasa nada!!

No todo es blanco o negro, y lo bueno de aplicar esta metodología es que te enseña a respetar las decisiones que va tomando de forma independiente él/ella mísm@.

En la crianza, y yo opino que en la vida en general, las cosas no deberían ser  TODO O NADA.

Lo positivo es que como individuos podamos cambiar de opinión y no ser juzgados por ello, sino que, cada situación lleva su propio cauce de desarrollo.

En algunos casos, lo que puede parecer retroceder en la retirada del pañal, puede ser sólo un indicativo  de que por cualquier circunstancia, el niñ@ necesite volver a la seguridad del pañal.

Esto no quiere decir que haya “retrocedido” en su proceso de evolución.

Permite que sea él/ella quien decida si quiere quedarse sólo con el calzoncillo o la braguita en ese cambio.

Si hay veces que prefiere el pañal, no pienses que es ir para atrás como los cangrejos.

Las cosas pueden llevar su curso y por lo que sea vuelven a cambiar.

Lo ideal es que siempre podemos cambiar de opinión y reflexionar y no nos gusta que por ello se nos juzgue,.

Debemos mostrar a nuestros hij@s que se puede “recular”.

Que somos flexibles ante su cambio de opinión y que no por ello hacen algo mal.

Ya llegará la retirada de pañal de forma definitiva.
Pregúntame

ÁNIMO CADA FASE ES MARAVILLOSA, Y PIENSA QUE LA PUEDES VIVIR CON TU HIJ@ A TU LADO

Más artículos
Antes de Montessorizarte, lee esto
X