Baby led weaning (BLW)

Alimentación complementaria consciente.

Si acabas de aterrizar en el mundo de la maternidad quizá no te suene de nada éste término.

O por el contrario, se lo hayas oído a alguien pero por vergüenza a preguntar qué era ese nombre tan raro, (belenosequé??) te hayas quedado con la duda.

Pues hoy te quiero contar a tí, mami recién iniciada y preocupada por ofrecer a tu bebé una alimentación complementaria, sana y respetable, una breve introducción al Mundo de la Alimentación BLW.

Primero quiero aclarar que en éste post no voy a escribir sobre el tema de la lactancia, ya sea materna o artificial, sino de la alimentación que se puede llevar acabo «complementando» la anterior.

Es decir, si das pecho o biberón, la recomendación general es la de ofrecer;

  • Primero la teta o el bibe
  • Después; Alimentos complementarios

¿Qué es BLW?

Traducido al español. El Baby Led Weaning es la alimentación más respetuosa que podemos ofrecer a nuestro bebé.

Otorgarle la posibilidad de alimentarse de forma libre y a su demanda, como a demanda han sido éstos meses de Lactancia.

Pero quizá, si lees en algún sitio que es «El destete progresivo del bebé», no estoy tan de acuerdo.

Al igual que ofrecer al niñ@ los alimentos de forma natural, el destete debiera ser realizado por la voluntad mísma del indivíduo, o en tal caso una decisión aceptada y tomada de forma consciente y respetuosa por parte de la madre y su bebé.

De hecho nosotras, compartimos método con la Lactancia Materna, no con la intención de destetar sino de la de ofrecer a mi hija los siguientes BENEFICIOS;

  • Mancharse
  • Disfrutar
  • Reír
  • Comer jugando
  • Aprender jugando
  • Crear independencia
  • Instaurar una alimentación consciente
  • Desarrollo maxilofacial
  • Se comienza el proceso natural de masticación
  • Mejorar la deglución
  • Fortalecer; labios, lengua, mandíbula, garganta…
  • Permitir una crianza respetuosa
  • Ofrecer libertad de elección al bebé

¿Cuándo puedo empezar?

Aquí te dejo el enlace, con la recomendación realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como por muchas Asociaciones Pediátricas en la que expone que la mejor etapa para iniciar la introducción de alimentos sólidos, sea a partir de los 6 meses.

Pero yo te voy a contar algo que a mi parecer como madre y practicante del Método BLW, debes saber.

Todo comenzó cuando, en una de las revisiones habituales para controlar el peso y crecimiento de mi hija. Acudí al pediatra de la Seguridad Social, cuando Sofía tenía alrededor de 4 meses. En la consulta pregunté si disponían de algún folleto o panfleto explicativo sobre BLW.

El pediatra se quedó un poco sorprendido y me preguntó que qué era eso de la BLW.

Yo, atónita e inocente de mí, daba por hecho que todo pediatra conocía el término, o al menos la modalidad de ofrecer al bebé alimentos sólidos desde el inicio.

Pero NO!

Mi intención era la de saber e informarme con la ayuda del pediatra y así estar preparada para cuando llegara el momento.

Ya que en alguna de mis noches en las que mientras ella se dormía enganchada a la teta, yo, como buena madre desvelada… Navegaba en busca de información por las redes.

Y no recordaba con certeza dónde, pero sí creía haber leído que se comenzaba hacia los 6 meses. De ahí mi pregunta para prepararme con dos meses de antelación.

Algunas madres somos así, queremos tenerlo todo muy atado, bien preparado, estar listas y en la línea de salida para cuando llegue el pistoletazo…SALIR!!

O quizá también sea porque, la forma de crianza también nos ha cambiado con éste bebé arcoiris.

Es como si tuviéramos que ofrecerle todo cuanto no pudimos darle a su ausente herman@ mayor.

En cuestión de tiempo, no hay una norma establecidad.

Así que te diré con franqueza que…reeeelaaaax!!!

En nuestro caso, Sofía mostró interés por lo que comíamos los adultos ya con unos 4 ó 5 meses, así que en cuanto cumplió los 6, yo ya tenía la trona preparada y montada.

Ella hacía el esfuerzo por estar sentada, aunque le costaba, así que probamos a sentarla y la anudamos un pañuelo alrededor del pecho para que se mantuviera recta.

¿Era la recomendación? NO! Pero cualquiera le decía que no a la peque.

Así que por eso  te digo que una cosa es lo ideal, y otra lo que tu bebé pida.

Y ella pedía experimentar, su cerebro le enviaba órdenes para explorar, aunque su cuerpo aún estaba por madurar para poder hacerlo.

Y debíamos facilitarle todo cuanto estuviera en nuestra mano.

A los cinco días, nos sorprendió, ya no requería del pañuelo y se sentaba tiesa como un palo.

Mira a tu bebé, qué demanda, cuánta curiosidad muestra y actúa con sentido común.

EL SENTIDO COMÚN ES LA BASE DE ÉSTE MARAVILLOSO MÉTODO.

Ahora, también te digo que comenzar a partir de éstos meses que te recomendamos ES CLAVE!

¿PORQUÉ?

Pues sencillamente, porque no tienen miedo a probar cosas nuevas. Es la suerte de estar en la fase de llevárselo todo a la boca, y eso ayuda.

A partir de ésta edad, físicamente tu bebé está preparado para agarrar con las manos los objetos que se le muestran al alcance, con lo que se beneficia el desarrollo locomotor.

Tu bebé también está preparado para masticar y deglutir. Lo que conlleva a un aspecto analizado por la Dra. María Montessori, en cuanto al desarrollo del habla y la fonética, y es por ello que este tipo de crianza respetuosa va muy ligado a su enfoque y su metodología.

Lo que está haciendo tu bebé ahora, es un entrenamiento previo, para que al alcanzar los 10-12 meses aproximadamente, sea capaz de alimentarse como un adulto.

¿Qué pautas debes tener en cuenta para introducir el BLW?

Que Tu bebé…

  • Pueda mantenerse sentado
  • No se balancee o se desequilibre, debido a la inestabilidad resultante por la falta de fortaleza del cuello, para sostener su cabecita
  • Tenga o muestre interés por los alimentos sólidos o lo que comáis los adultos
  • Disponga de una trona o lugar donde el bebé pueda sentirse seguro de experimentar con la comida

Tú, Mamá, necesitas…

  • PACIENCIA
  • Aspirador
  • Fregona
  • Bayeta suave para limpiar al bebé, al terminar de jugar-comer
  • TIEMPO
  • Más paciencia

Olvídate de todos esos trastos que te intentan vender como «imprescindibles«.

Por favor, seamos prácticas.

Al principio usan sólo sus manos, su cuerpo, a tí, la pared y el suelo (risas).

Vamos, que no te líes comprando nada, incluso la trona de la que te hablaba es más por tu comodidad que por la suya, ya que perfectamente puedes tenerlo sobre tí.

Pero lo «divertido» es poder verle cómo COME. Además de la ilusión con la que vas comprándole cositas según va creciendo.

Pero ese otro tema y no me quiero liar.

Cuando digo JUGAR-COMER, es lo que se pretende.

Todo a través del juego se retiene en el indivíduo de forma increíble.

Olvídate de la creencia de que lo primero que se van a llevar a la boca se lo van a comer… (risas) nada más lejos de la realidad!

Ya te adelanto, que tardan varias semanas en comerse algo entero.

Así que disfrutad!!

Ante los prejuicios externos…

De verdad, ¿aún no te has dado cuenta de que todo el mundo tiene 5 Másters en crianza y educación de TÚ bebe?

Con la única persona que deberías tener en común y estar de acuerdo es; con tu pareja.

Y trato esto en éste post, porque es fundamental el apoyo o al menos la NO intrusión de personas ajenas a la crianza de tu hij@.

Los juicios y las ideas preconcebidas de otros, pueden acabar con tu psique y tu fortaleza mental, dando como resultado; el fracaso del método.

Esto es algo, que trato más en profundidad en mis formaciones, en las que os pongo ejemplos de situaciones y cómo hacerle frente de la forma más sencilla y natural posibles, ya que tener una maternidad respetada es algo difícil, pero se puede!

Sólo te digo que por lo pronto; Úntate bien de vaselina, y que te resbale.

¿Con qué alimentos puedes empezar?

En mi caso mi hija empezó con…

UN MACARRÓN!

macaroni-912210_640

A mi entender y, según mi criterio y mi sentido común… La pasta es un buen aliado y un buen alimento para empezar la introducción de sólidos.

Y te cuento porqué.

  1. Es flexible
  2. Fácil de asir
  3. Si es pasta de colores, potencia su curiosidad y el desarrollo y conocimiento de los colores y su introducción en el lenguaje a través de los signos.

Y te preguntarás cómo pude empezar con un alimento así. Pues en realidad quería empezar con BRÓCOLI, te cuento más en un próximo post.

Pues la respuesta te la tendría que dar mi hija.

Una noche, y mientras su padre y yo cenábamos en la mesita del salón viendo una serie con ella en medio de los dos… Se incorporó y alcanzó un macarrón de nuestra ensalada de pasta.

Nos la quedamos mirando, para ver qué hacía. Lo tocó, lo chupó, se lo restregó por el cuerpo, nos lo dió a probar, lo masticó. El trozo que consiguió morder, lo escupió, se rió y volvió a incorporarse. Y así 5 ó 6 veces más.

He de decir, que su padre sudaba a borbotones.

Yo la miraba entusiasmada y entendí que debíamos comenzar.

Más artículos
4 Pasos básicos para empezar con BLW
X